X
    Categorías: Art

Un lugar hecho arte

Hay lugares que hablan por sí solos. Templos que no necesitan religiones para expresar esa espiritualidad que les corresponde por naturaleza. Hay lugares que transmiten magia, que guardan secretos en sus rincones, que hacen sentir.

El taller del artista Matteo Pugliese es uno de ellos. Sus paredes esconden historias y sus personajes cobran vida una vez apagas la luz. Te hablan de otros mundos, te cuentan leyendas remotas, te hacen entender que su energía reside allí. Latente en sus gestos, en su dolor, en sus matices, en un misterio irracional. Allí se escucha música incluso cuando hay silencio, susurran voces aunque nadie hable.

Si levantas la vista los Extra Moenia te rodean cruzando realidades. Sobresalen de las paredes trenzando fronteras, haciéndote entender que no existen reglas ni preceptos que seguir. Sus músculos se mueven, sus bocas hablan, sus piernas caminan. Pero no son los únicos que están allí. Los guardianes son aquellos sabios que te miran sin mirar, que vigilan con los ojos cerrados, que transmiten la calma del sigilo. Los escarabajos también se hacen ver. Su simbología atrapa, recae en ellos en forma de pasión y literatura.

Pero en ese taller aún hay mucho más. También laten las historias de todos ellos, sus leyendas y su poesía. Sobre la mesa están las herramientas de Matteo que siguen trabajando, creando incluso cuando él ya no está. En esa habitación continua existiendo toda la sensibilidad que él les ha dedicado, cada hora puliendo e imaginando, todos los pasos de su camino entre Milán y Barcelona, toda su pasión. Hay lugares que son energía, que son arte. Y este taller sin duda lo es.

Tendencias.tv :