DESAPARECER EN EL SUR DE PORTUGAL

AISLAMIENTO ACOGEDOR

· ·
DESAPARECER EN EL SUR DE PORTUGAL

El otro día leí que “Desaparecer es más mágico que llamar la atención”. Esbocé una sonrisa. Sin duda, me dije. Que me lo digan a mí, acostumbrada a mejorar la técnica de las bombas de humo en fiestas y eventos sociales varios.

Nunca me ha gustado despedirme, por el vacío que queda, por la aparición de una mano que te agarra y te retiene, por dejar algo pendiente y tener así una excusa para volver a esa persona, a ese escenario, a ese lugar.

Viajar es desaparecer. Por lo menos un rato. “Leemos libros para descubrir quiénes somos” dice la autora Ursula K. Le Guin. Creo firmemente que también viajamos por el mismo motivo. Para descubrirnos y encontrarnos. Y para ello hay que estar dispuesta a dejar ir la vida que planeamos para dar con la vida que nos espera.

VAN LIFE

Long short story sobre la logística para no perder tiempo: Vuelo de Barcelona-Sevilla. Y desde Sevilla empezamos la “Van life” hasta Portugal. O lo que es lo mismo, varios días de ruta en camper. Lo de la “Van life” ha sido un descubrimiento reciente en mi vida. Hace unos meses no confiaba mucho en sus “contras” pero me he enamorado de sus “pros”. Que pasan por la improvisación y la adaptación. Dos caballos de batalla para alguien un poco yonqui del control. Superado eso, la vida a lomos de una van es absolutamente maravillosa.

Nuestra intención es hacer una ruta por el sur de Portugal, por el Algarve. Pero decidimos empezar por un lugar idílico que se encuentra un poco más arriba, en el Alentejo. Esta vez, rompiendo con lo de “dejaremos lo mejor para el final”. Mire, oiga, son vacaciones, estamos jugando a improvisar, nos podemos permitir (¡y queremos!) empezar, descansando y disfrutando en uno de los mejores escenarios de esta tierra. Así que ponemos rumbo a Herdade da Malhadinha.

herdade portugal

Todo lo que os pueda contar de este lugar se queda corto. Y yo, que no soy fan de los spoilers, dudo que desvelar sus maravillas sea justo para nadie. Sin duda os diré que vayáis, que dejéis, que os cuiden (son virtuosos en hacerlo), que descanséis, bebáis, cabalquéis, andéis, volváis a beber…y así en un eterno bucle de felicidad.

Lo de “que se detenga el tiempo” se debió inventar en este rincón de Albernoa, Beja. Herdade da Malhadinha es una cápsula del tiempo que se extiende por 455 hectáreas. Muchas más de esas hectáreas es lo que ocupaba el sueño y la pasión de la familia Soares cuando imaginaron el proyecto. Un lugar para compartir, acoger y entretener.

Dentro de este inmenso terreno se encuentran cinco viviendas con personalidad única. Desde habitaciones para dos hasta villas enteras para disfrutar con familia o amigos. En este edén, las tradiciones casan la contemporaneidad con la sencillez y el más puro refinamiento.

Además de ser un enclave donde te abrazan y te miman, también es un escaparate para la producción de productos genuinos de la zona. A la producción de vino, aceite de oliva, miel y verduras (en sus huertos e invernaderos); la cría de caballos, yeguas, cerdo ibérico negro, ovejas y vacas de razas autóctonas representa la realización de este sueño familiar y convive en total armonía con la naturaleza y el entorno. En Herdade da Malhadinha Nova, el respeto por el medio ambiente y la sostenibilidad ambiental son las líneas rectoras de acción desde el principio.

MILÍMETRO CERO

Inspirada en la cocina regional local, toda la comida de su restaurante se crea con productos orgánicos cultivados en la finca: campos, viñedos, olivares y pastos. Desde la miel hasta los huevos de gallinas camperas, desde el aceite de oliva hasta el pan, desde el poleo hasta los tomates y otros innumerables productos de la huerta, también incluye pescado y la carne del Alentejo.

Y ya que hablamos de divertimento, es imposible aburrirse en este lugar apartado de todo y en medio de la nada. ¡Nos faltan días y horas para hacer todo lo que nos proponen! Ir en Buggies o BTTs entre los viñedos, hacer una cata de vino, pasear a caballo por la finca, ser apicultoras por un día o participar en cualquiera de sus talleres. Hasta disponen de una casita en un árbol para escaparse a leer a vista de pájaro sobre los viñedos, bajo la sombra.

AISLAMIENTO ACOGEDOR

Al final del viaje nos dimos cuenta de que Herdade da Malhadinha recoge todo lo que representa este país. Una tierra acogedora y hospitalaria reconocida por su excelente comida y vinos, el respeto por la sostenibilidad ambiental y la preservación de tradiciones y costumbres milenarias.

Lejos de todo y, sin embargo, cerca, aquí la inmensidad infinita brinda privacidad, armonía y seguridad.

RUMBO AL ALGARVE

Ya echando de menos este pequeño oasis, pero con la ilusión por conocer lugares nuevos, nos dirigimos rumbo al pequeño pueblo de Sao Luis. Ahí empezará nuestra ruta por toda la costa hacia Cabo de San Vicente y desde ahí seguiremos bordeando el Algarve hasta dar con el río Guadiana.

Algarve portugal

El propio nombre de Algarve proviene del término árabe Al Gharb, que significa “occidente”, el horizonte donde se pone el sol.

Un horizonte casi permanente desde cualquier acantilado al que te asomes. Nos hemos bañado en mil atardeceres y nos ha golpeado la sal a través de los vientos del Atlántico. Una costa descorchada, salpicada por pueblos blancos de calles estrechas y adoquinadas. Casitas blancas teñidas de colores. Bosques de alcornoques para abastecer de corcho a medio mundo. Una brisa constante y una decrepitud que esconde la belleza de Portugal. Como la belleza de la arruga, del paso del tiempo, de la historia.

Es curioso el poder de la naturaleza y cómo te atrapa. Las olas, que podrían ser todas iguales, y en vez de aburrirte te hipnotizan. Lo mismo que los atardeceres, que siempre se repiten, pero nunca se parecen. El silencio. El aislamiento. La suerte de detenerse, aparcar y disfrutar de una noche en tu lugar favorito. Tu lugar seguro.

Descendemos la costa del Sudoeste y nos encontramos con varias gemas. En el restaurante ODX, un patio de juego con flow artístico. En el corazón del valle de Odeceixe, camino a la playa, se encuentra este espacio cultural y proyecto colaborativo. ¿Su misión? Crear una plataforma para apoyar al talento local y que este se exprese, comparta buenas vibras y se conecte a través de comidas, bebidas y diferentes disciplinas artísticas. Mucho arte y mucha música en vena.

Odeceixe pide visitar su pueblo con un molino centenario que lo corona y una maravillosa playa en forma de cabo. Una de las mejores panorámicas de la Costa Vicentina que merece ser tatuada en la retina.

odeceixe portugal

Seguimos bajando, parada técnica para abastecernos de un vinazo con el que más tarde despediremos el día. Madame Wine Shop, en Aljezur, es el lugar. Y de ahí directas a Sagres, donde Fermento food&wine nos recibe para disfrutar de cocina local, vinos naturales y otras bebidas fermentadas (valga la redundancia). 

fermento restaurante

Parada obligatoria en Cabo de San Vicente. Un faro nos recibe al final de la carretera, así como hordas de gente. Huimos del gentío para seguir disfrutando de paz y soledad. El vino lo descorcharemos más tarde donde reine el silencio.

Los días se suceden y las paradas se acumulan. Avanzamos de pueblo en pueblo. Paramos en Lagos y visitamos las rocas y los peñones moldeados por el mar en Punta de la Piedad. 

Nos dejamos caer por Travia, un bar de vinos naturales y platillos. Nos conquistan con su lema “Farm to table. Grapes to Glass.” A ellos también les molan los vinos, no las etiquetas.

travia vino bar

Próximo destino, Ferragudo. Las bugambilias de sus callejuelas puede que sean de las más fotografíadas de la región, así como las cuevas de los acantilados de Algar Seco (en Carvoeiro), de donde escapamos de nuevo sin sacar la cámara del bolsillo. Cerca se encuentran las cuevas de Benagil que merecen ser visitadas por mar, en kayac o en barco. Nada, nosotras a lomos de la Van y renunciamos a esa visita para seguir con la ruta hasta Almancil. Concretamente hasta Austa. Un must para los que disfruten alrededor de una mesa. Una apertura reciente con una propuesta honesta elaborada con ingredientes de temporada de la mano de productores locales. Desayunos, almuerzos o cenas. No hay excusa para dejarse caer por allí. Una conexión directa con la tierra del Algarve y la costa atlántica. Siempre guiados por la procedencia y el propósito de la simplicidad, en Austa convierten lo ordinario en extraordinario. 

Austa portugal

Intuimos que nuestro viaje se acerca a su fin cuando vislumbramos Ría Formosa. 60 kilómetros de rías, dunas, islas, playas, salinas y marismas. Un escenario privilegiado para los amantes del mar donde disfrutar de Praia da Ilha do Farol, Playa de la Isla de Culatra, Ilha da Armona o Praia Fuseta. Un Parque Natural ideal para la observación de aves, fauna y flora autóctona. 

Por esa zona encontramos Faro (si alguien tiene hambre o sed puede parar en Bago winebar) o la Cascata do Pego do Inferno para quien prefiera un poco de interior y bañarse bajo una pequeña cascada tras un tramo de trekking. 

Ria Formosa

Nos quedan dos paradas y esto se termina. Tavira nos sorprende con sus adoquines, su castillo con vistas al pueblo y al río, su claustro y los distintos bares observando en ambos lados del riachuelo. Refresco a la sombra y de vuelta a la Van. La echaré de menos, pienso. 

Cacelha Velha es nuestro último stop y una de las mayores sorpresas del viaje. Un diminuto pueblo teñido, también y por supuesto, de blanco y azul. Con un ritmo pausado. Mucho viento a favor. Y de fondo una larga playa donde la marea desdibuja las orillas y deja pequeñas barcas de madera sostenidas en un horizonte arenoso. 

En tres palabras puedo resumir todo lo que he aprendido sobre la vida: la vida sigue” dijo el poeta Robert Frost. Que la vida siga es (casi) evidente, pero no tanto que nosotros estemos en ella. Mientras sea así, disfrutemos del viaje, emocionémonos y desaparezcamos.

Ferragudo portugal


PD: No olvidamos aquellos que prefieren la comodidad de una buena cama y renuncian a dormir en una van. Para todas esas personas, el mejor “campo base” es una antigua farmacia convertida en una maravillosa casa por Beatriz Máximo. Hace algunos años vio una foto de la fachada y le llamó la atención. Visitó el lugar con una amiga por curiosidad y se enamoró del edificio con tan solo verlo. Y no nos extraña…porque Farmacia Beach House es un lugar con historia y con alma. Ésta era la farmacia del pueblo unida a la casa de los propietarios. Beatriz la compró y juntó los distintos espacios, añadiendo un terreno contiguo donde se encuentra el jardín y la piscina de este maravilloso refugio. Hizo la obra y la decoró con una mezcla de muebles vintage, alfombras marroquíes, objetos con historia y todo tipo de plantas. La luz, el silencio, los ventanales que se convierten en cuadros vivos, los árboles frutales en el jardín y los dormitorios protegidos con altísimos porticones de madera convierten esta casa en un lugar en el que querer vivir y retirarse para siempre jamás.

A tan solo quince minutos de la playa, el pueblo de Sao Luis conserva un sinfín de antiguas casas donde decenas de artistas han elegido vivir retirados del ruido y las aglomeraciones. Desde allí salen todo tipo de rutas para descubrir el interior de la región, la posibilidad de montar a caballo y, por supuesto, la opción (por no decir obligación) de hacer surf y todos sus derivados.

Farmacia portugal

Marta Parera

Tendencias TV Selection

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Feliz y Muy Frágil

Los Feliz y Muy Frágil

"Las tiendas físicas unen proyectos para evolucionar y liderar el futuro del comercio"

«Donde la selección de alta gama de arte, artesanía y ropa de Muy Frágil se encuentra con la selección curada de Vintage (en su mayoría de diseñador) curada por Los...

Papeles de los 70, un e-commerce de papeles pintados que deberías conocer

Papeles de los 70, un e-commerce de papeles pintados que deberías conocer

10 razones para usar papel pintado

Tuvimos el placer de conocer Papeles de los 70, un e-commerce de fantásticos papeles pintados de todos los estilos, colores, patrones y materiales. En su plataforma también hacen un repaso...

¡Ding Dong! ¿Sí? ¿Alabama Collect?

¡Ding Dong! ¿Sí? ¿Alabama Collect?

Una oda contemporánea a lo vintage

Revisar proyectos pioneros, que marcan nuevos caminos y empiezan nuevas maneras de hacer. Es el caso de Alabama Collect, de proyecto personal y selección comisariada de prendas vintage a un...

Para los nostálgicos, Cuadernos Rubio abre tienda física
play

Para los nostálgicos, Cuadernos Rubio abre tienda física

Un homenaje al papel convertido en tienda-museo

Dicen que la era digital está desplazando al papel, pero como en toda norma hay excepciones (¡y menos mal!), y Cuadernos Rubio es una clara muestra de ello. Aprender a...

Retail & Brand Experience World Congress 2019
play

Retail & Brand Experience World Congress 2019

La feria de los futuros del comercio físico

La digitalización está cambiando nuestras formas. Nos encontramos en mitad de una transformación vital que está dando la vuelta a nuestros hábitos, nuestras experiencias e incluso a nosotros mismos. El...

Tendencias en retail según “Retail Revolution Conference”

Tendencias en retail según “Retail Revolution Conference”

Fuimos al Retail Forum de Esadecreapolis y aprendimos esto #RetailRev

Los modelos disrputivos de negocio (¡hola, Amazon!), un consumidor mega empoderado y la no diferencia entre ecommerce y tienda física llevan a una búsqueda constante del valor diferencial para el...

Apúntate a nuestra newsletter semanal

Be part of the club Tendencias TV


He leído y acepto la política de privacidad de Tendencias.tv