Hirst y la polémica constante

· ·

Damien Hisrt

Ayer un amigo me explicaba que hará unos años, por un dinero que le llegó de manera inesperada, decidió coleccionar arte. Primero me asombré por el interés de ese chico que por entonces no pasaba de los 25 y que ya se interesaba en comprar obras de pintores de su tierra y que ansiaba poder encontrar un Bansky. Aquí me explicaba el jaleo que supone hablar con la galería, con los representantes y los managers. Fue justo mezclando estos pensamientos donde me vino a la mente el comentado Damien Hirst, el de la calavera de diamantes, los animales petrificados en formol o sus obras con lunares de colores.

El artista británico, que salió hará unos años de la escuela conocida como “Young British Artist“, rebosa dotes superdotados, no tanto por sus creaciones (dejemos valoraciones artísticas a un lado) sino por su manera de entender el mercado de arte, producir mucho más de lo que  se le demanda e (im)poner sus propias normas de mercado. A parte de desatar polémicas por sus obras, muchas de ellas realizadas por su equipo donde su mano sólo esboza, ahora ha levantado controversia por su manera de ver el negocio dentro del mundo del arte. Con su manera de hacer, ha eliminado intermediarios y se ha presentado él mismo a Sotheby’s siendo la primera vez en la historia, ojo al hito, que se ponía una obra a la venta directamente desde el estudio del artista.

Damien Hisrt

Hirst se ha saltado, con este proceso, agentes, coleccionistas o galerías. Mientras llena páginas y páginas con la hazaña, el hiperactivo artista considera el hecho “un acto democrático”, mientras que para la mayoría de los mortales no es más que una estrategia bien formulada. Además, sumar a la polémica, que hay quien especula que detrás de los que pujaban (que fueron subiendo el precio sin cesar) estaban sus actuales galeristas e incluso un grupo de inversores entre los que estaba el mismísimo Hirst, lo que lo convierte en un doble genio a la hora de valorar su arte y “jugar” con un mundo, hasta ahora, tan cuadrado y espectacular como es el mundo de las subastas. Unos creen que puede haber abierto un camino, pero otros muchos no se preocupan por su manera de haber actuado, ya que artistas con el peso de Hirst no hay demasiados  (tal vez podrían emularlo Murakami o Jeff Koons).

Lo que está claro es que su nombre resuena, que es un artista mediático y que su cuenta, idea tras rareza, se engorda con su manera de hacer, entender e imponer, entonces ¿es un artista?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Tendencias TV Selection

El nuevo Apolo Barcelona

Apolo 3, Astin & lo mejor está por llegar

“El tiempo vuela y si no te activas caducas” podría ser el mantra que hace cuatro años empezó el equipo de la Sala Apolo de Barcelona a darle vueltas. Desde...

play

Coffee to die for · Kuuma Helsinki

Dos hermanas & una cafetería en Helsinki

Kuuma significa caliente y es el nombre de una cafetería en Helsinki. Pero no es una cafetería cualquiera, es un negocio familiar lleno de amor y pasión por lo que...

play

Felicidad en el agua · Penguins Barcelona

Natación para bebés, niños y mujeres embarazadas

Penguins Barcelona es pasión por la natación y por el movimiento en el agua. Su fundadora, Ana Llaudet, vio relucir su pasión por la natación en un viaje que hizo...

play

The Lowline Nueva York

De estación de metro abandonada a parque underground

The Lowline es la recuperación de una vieja estación de metro abandonada al este de Nueva York. Se trata de Delancey St, en desuso desde 1948 y que ahora es una parque. Un...

play

Beso Beach Formentera

Comer, brindar y bailar con luz de puesta de sol

Si has estado en las Islas Pitiuses, seguro que te has tomado un mojito viendo la puesta de sol en Beso Beach Formentera. Y si no has ido, seguro que...

play

The Garage by Verónica Blume

El disfrutar del yoga

The Garage by Veronica Blume is not just a yoga center and Veronica is not just on a whim. The Garage by...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies