Roger Waters en Lima: la noche en que cayeron los cerdos

Sonido 360, visuales panorámicos, lasers y cerdos volando

·
Roger Waters en Lima: la noche en que cayeron los cerdos

Huérfanos de su universo. Así es como nos quedamos en la resaca de un concierto que hace mella. Y eso solo lo consiguen los momentos únicos. Los que transforman la realidad y se convierten en un punto de quiebre.

No hay músico por encima de Roger Waters. No existe. Es un artista que ya se pasó el juego de la música y ahora la comparte con el mundo. Un mundo voraz que pide rellenar el check de ver un concierto de Pink Floyd a su Bucket List. Su llegada con la gira Us and Them era la gran oportunidad.

roger waters lima

Un concierto de Roger Waters te hace volver a ser un niño y la realidad se convierte en un parque de atracciones apocalíptico. Es un viaje sin retorno por el túnel de los infiernos, decadente como el lamento, sublime como el otro lado. Aquél que sólo los momentos de genialidad pueden tocar con la yema de los dedos.

Mientras el peruano Bandenay caía exhausto y derrotado en la UFC, Waters se erigía como el líder de un alegato pacifista. Se apagaban los focos de un Estadio Monumental que estallaba en júbilo. La eterna pantalla panorámica que arropaba el escenario se prendía. Y empezaba un plano que duró casi un cuarto de hora. Consistía en una mujer en la playa contemplando el mar, de espaldas. Sonido ambiente. Parecía que quería llevarnos a un estado de paz para empezar el trayecto.

roger waters concierto lima

roger waters lima 2018

Todo cambió. La enorme panorámica se apagó, Waters y la banda salieron al escenario, las miles de personas presentes enloquecimos. Ellos aguardaron unos segundos y empezaron. Sonaban las primeras notas de la cálida y envolvente Breathe.

El sonido se sintió como nunca antes en un concierto. Los parlantes del recinto recitaban sonidos en 360, emitiéndose por diferente desde cada zona del césped. Podías escuchar voces, un bombardeo de armas nucleares, un helicóptero aterrizar, una máquina tragaperras o las siniestras carcajadas de Lunatic. Veías a la gente voltear buscando aquello que escuchaban venir de un costado.

roger waters 2018 lima

Waters apunta hacia arriba: el neoliberalismo, Trump, el gobierno de Israel, la censura de Internet. Y en su discurso dedicó un momento importante para dos asuntos que conciernen al Perú. El primero, la indiferencia ante los pueblos indígenas. El segundo, la corrupción. Hace poco más de 10 años, Waters estuvo en Lima hablando del mismo tema, justo después de finalizar el segundo gobierno de Alan García. Nadie sabía que esta vez, mientras Roger Waters volvía a apuntar a los corruptos del Perú, el ex presidente peruano Alan García acudía a la Embajada de Uruguay a pedir asilo político para evitar ser encarcelado por tanto dinero que no queda claro de dónde obtuvo. Sonaban las tragaperras alrededor, empezaba Money.

El mítico cerdo volador sobrevoló el estadio, con la inscripción Stay Human en él. Poco después, cayó en manos de la gente, quién lo apaleó como si de la corrupción misma se tratara. Otro momento mágico se dio cuando los láseres formaron el icónico prisma con el arcoiris cruzado, siendo proyectado por encima del público. Esa portada del Dark Side of the Moon, el álbum que Paul McCartney mencionó cuando le preguntaron por un buen álbum. Ese tatuaje que tantas veces has visto. Eso estaba siendo representado con lasers en el concierto de Roger Waters, con sus clásicos y nuevos temas sonando. Sueño cumplido.

Redacción: Hugo Ballón
Fotos: Nicole Abanto

Tendencias TV Selection

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Dirección de arte tocando las estrellas
play

Dirección de arte tocando las estrellas

Art First · Rising Stars · ADCE · ADG-FAD

“A los que persiguen un sueño en la vida: el obstinado, el tenaz, el comprometido, el sincero, el abierto”. Es el manifiesto de ADCE. A principios de año publicamos un...

Magculture
play

Magculture

Meca para los fans de las revistas

Magculture es el destino para todos aquellos enamorados de las propuestas editoriales. Magculture reza “We love Magazines” y así lleva haciendo desde 2006 cuando Jeremy Leslie empezó aquella pequeña bitácora...

Conversación contemporánea sobre las publicaciones independientes
play

Conversación contemporánea sobre las publicaciones independientes

Read or Die

En formato feria, debates, discusiones y encuentros, Read or Die, comisaría e invita a editoriales, autores, fotógrafos y artistas de todo el mundo. Una selección impecable ...

Agapornis Magazine
play

Agapornis Magazine

Animales de compañía & cultura contemporánea

Agapornis Magazine is a new publication starring a perfect combination of pets and contemporary culture. Agapornis Magazine was born by the passion and love of three young talents ...

Intern Magazine
play

Intern Magazine

Internships in the creative industries

Intern Magazine es una publicación independiente bianual que debate de manera contemporánea sobre la cultura de los becarios, las prácticas y ese agujero que existe...

Odiseo Vol. 5
play

Odiseo Vol. 5

Not Safe for Work

Odiseo Magazine is elegant eroticism, freedom and exploration. Odiseo Magazine is an own project of Folch Studio....

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies