Roger Waters en Lima: la noche en que cayeron los cerdos

Sonido 360, visuales panorámicos, lasers y cerdos volando

·
Roger Waters en Lima: la noche en que cayeron los cerdos

Huérfanos de su universo. Así es como nos quedamos en la resaca de un concierto que hace mella. Y eso solo lo consiguen los momentos únicos. Los que transforman la realidad y se convierten en un punto de quiebre.

No hay músico por encima de Roger Waters. No existe. Es un artista que ya se pasó el juego de la música y ahora la comparte con el mundo. Un mundo voraz que pide rellenar el check de ver un concierto de Pink Floyd a su Bucket List. Su llegada con la gira Us and Them era la gran oportunidad.

roger waters lima

Un concierto de Roger Waters te hace volver a ser un niño y la realidad se convierte en un parque de atracciones apocalíptico. Es un viaje sin retorno por el túnel de los infiernos, decadente como el lamento, sublime como el otro lado. Aquél que sólo los momentos de genialidad pueden tocar con la yema de los dedos.

Mientras el peruano Bandenay caía exhausto y derrotado en la UFC, Waters se erigía como el líder de un alegato pacifista. Se apagaban los focos de un Estadio Monumental que estallaba en júbilo. La eterna pantalla panorámica que arropaba el escenario se prendía. Y empezaba un plano que duró casi un cuarto de hora. Consistía en una mujer en la playa contemplando el mar, de espaldas. Sonido ambiente. Parecía que quería llevarnos a un estado de paz para empezar el trayecto.

roger waters concierto lima

roger waters lima 2018

Todo cambió. La enorme panorámica se apagó, Waters y la banda salieron al escenario, las miles de personas presentes enloquecimos. Ellos aguardaron unos segundos y empezaron. Sonaban las primeras notas de la cálida y envolvente Breathe.

El sonido se sintió como nunca antes en un concierto. Los parlantes del recinto recitaban sonidos en 360, emitiéndose por diferente desde cada zona del césped. Podías escuchar voces, un bombardeo de armas nucleares, un helicóptero aterrizar, una máquina tragaperras o las siniestras carcajadas de Lunatic. Veías a la gente voltear buscando aquello que escuchaban venir de un costado.

roger waters 2018 lima

Waters apunta hacia arriba: el neoliberalismo, Trump, el gobierno de Israel, la censura de Internet. Y en su discurso dedicó un momento importante para dos asuntos que conciernen al Perú. El primero, la indiferencia ante los pueblos indígenas. El segundo, la corrupción. Hace poco más de 10 años, Waters estuvo en Lima hablando del mismo tema, justo después de finalizar el segundo gobierno de Alan García. Nadie sabía que esta vez, mientras Roger Waters volvía a apuntar a los corruptos del Perú, el ex presidente peruano Alan García acudía a la Embajada de Uruguay a pedir asilo político para evitar ser encarcelado por tanto dinero que no queda claro de dónde obtuvo. Sonaban las tragaperras alrededor, empezaba Money.

El mítico cerdo volador sobrevoló el estadio, con la inscripción Stay Human en él. Poco después, cayó en manos de la gente, quién lo apaleó como si de la corrupción misma se tratara. Otro momento mágico se dio cuando los láseres formaron el icónico prisma con el arcoiris cruzado, siendo proyectado por encima del público. Esa portada del Dark Side of the Moon, el álbum que Paul McCartney mencionó cuando le preguntaron por un buen álbum. Ese tatuaje que tantas veces has visto. Eso estaba siendo representado con lasers en el concierto de Roger Waters, con sus clásicos y nuevos temas sonando. Sueño cumplido.

Redacción: Hugo Ballón
Fotos: Nicole Abanto

Tendencias TV Selection

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

De copas con Mona Gallosi
play

De copas con Mona Gallosi

La bartender argentina recorre la historia de la coctelería local y la noche porteña

Mona terminó el secundario y se despidió de su Cipoletti natal, un pueblo al sur del país, para aterrizar en Buenos Aires. Ella sabía que su destino estaba ahí, en...

Catalino: comida sincera en Colegiales
play

Catalino: comida sincera en Colegiales

Restauran tradicional en Buenos Aires

Raquel me mira a los ojos y me interpela: ¿vos te preguntas de dónde vienen los alimentos que comés a diario? La respuesta era clara: no. Pero dudé antes de...

El Sommelier del café porteño
play

El Sommelier del café porteño

Un café por Palermo con Nico Artusi

Recorrer la inmensidad de Buenos Aires y sus infinitas ofertas gastronómicas es un enorme desafío. Por eso, a la hora de conocer los clásicos, descubrir las nuevas ofertas o encontrar...

El restaurante Can Mussonet, una historia familiar en Ibiza
play

El restaurante Can Mussonet, una historia familiar en Ibiza

Respeto a la tradición, homenaje a la familia y amor a la comida

Can Mussonet podría definirse como un restaurante ibicenco donde se fusionan sabores y tradición isleña, pero sería quedarse corto. Can Mussonet es una ilusión, un proyecto de largo recorrido y una...

Bottega Il Buco, nuevo restaurante en Ibiza

Bottega Il Buco, nuevo restaurante en Ibiza

Comida mediterránea con visión cosmopolita

Esta historia empieza en 1994 en Bond Street, Nueva York, cuando Donna Lennard y Alberto Avalle deciden abrir una tienda de antigüedades que rápidamente se transformaría en uno de los lugares...

ChichaLimoná cumple 3 años
play

ChichaLimoná cumple 3 años

Entrevistamos a sus fundadores, Sara y Víctor

Ellos son Sara y Víctor, ellos son ChichaLimoná. Hace 3 años (menudo fiestón de aniversario montaron la semana pasada) decidieron dar el paso y abrir este restaurante en pleno Paseo...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies