Nosferata

·
Nosferata

cristi-garbo-nosferata-almazen-ulls-2009-009

El teatro Villarroel de Barcelona ofreció, dentro del programa de la OffVillarroel, el espectáculo “Nosferata”, dirigida por Jango Edwards.

Oí hablar de Cristi Garbo, la protagonista absoluta de la pieza, en un informativo serio. Ahí se mostraba cómo una payasa, en femenino, reivindicaba el papel de la mujer en un género más reconocido y poblado por figuras masculinas. Vi cómo se maquillaba, cómo subía al escenario de El Almacén (dónde se gestó la obra) y me despertó esa curiosidad de verla en acción, cosas de las buenas piezas audiovisuales capaces de vender lo que sea con un buen montaje y unas buenas imágenes, ya saben.

A los pocos días ya tenía dos entradas para asistir a la Villarroel un viernes por la noche. Aunque la hora de inicio me parecía más propia de un cabaret que de una payasa (las 23:30, ustedes dirán), aguardé expectante el momento.

 

cristi-garbo-nosferata-almazen-ulls-2009-003

Me senté y observé el decorado, era de un cutre que no molesta (por aquello de que lo importante es el contenido y no el continente).

Éramos pocos, en la sala, pero juraría que todos con ganas de ver una buena “payasada”. Se subió el telón y Cristi Garbo apareció, vestida de vampiresa, toda negra, con un sombrero lleno de plumas, voluptuosa, llenando el escenario. La primera impresión fue buena, hay que reconocerlo. Pero para salvar el espectáculo tendría que haber finalizado aquí. Subida y bajada de telón, aplausos.

Pero no fue así. Des de el primer gag hasta el último, Nosferata intentó captar y captivar un público que se iba desilusionando a medida que avanzaba la narración, incoherente e inconexa, que le sumía al más puro aburrimiento.

Voy a situarles: Nosferata es una draculina con gran sed de sangre que, durante una noche (comprimida, por suerte, en una hora y poco de espectáculo) intenta buscar una víctima. Para llegar a la “chupada sanguínea” pasa por un seguido de sketches pesados que intentan provocar risas, aunque lo único que hacen es poner en evidencia la mala eficacia del guión y, me sabe mal decirlo, la de su protagonista. Los únicos momentos que pueden salvarse son los compartidos con su ayudante, que no habla, y una canción que Garbo interpreta con gran voz.

Mi lista de quejas sobre el montaje sería muy extensa, no les aburriré con todas ellas, pero sí que voy a contarles lo que para mí fue lo peor. En el segundo tercio de la obra, Nosferata requiere la presencia de dos personas del público. Evidentemente no hay voluntario alguno y ella los elige a dedo. Y me tocó. Durante 15 minutos un tal “Carlos” y yo tuvimos que soportar estoicos en el escenario de la Villarroel las memeces de la vampiresa, recurso muy fácil (aunque pésimo) de ganar tiempo y buscar (en este caso sin encontrar) la risita fácil.

Cuando (por fin) terminó la función e hicimos los aplausos de rigor, el público se evaporó del teatro, queriendo olvidar el dinero y el tiempo perdido en lo que parecía ser una obra escrita, dirigida y escenificada por colegiales.

Tendencias TV Selection

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Parafinas Doradas
play

Parafinas Doradas

Entrevistamos en Buenos Aires a la escritora plástica con aerosol fucsia

“Disculpe, señor, ¿puedo pintar la pared de su casa?”, pregunta Noelia a un vecino del barrio de Palermo que se encuentra en la vereda. En su espalda, ella carga una...

El festival que celebra las Sneakers: Sneakerness
play

El festival que celebra las Sneakers: Sneakerness

La cutura urbana y la calle en su máximo esplendor

El universo calle y lo urbano reinan las maneras de hacer en el vestir, consumir y disfrutar. El extraradio es epicentro de lo “cool” y su discurso y estética han...

Paste Up: las paredes de Buenos Aires gritan
play

Paste Up: las paredes de Buenos Aires gritan

Nos introducimos en las galerías del arte callejero

Es imposible caminar las calles de Palermo, La Boca o Colegiales mirando hacia el piso. Estos tres barrios de la ciudad de Buenos Aires, entre otros, son galerías del arte...

Un día yanqui con Rels B
play

Un día yanqui con Rels B

AW LAB + Concierto #playwithstyle

Rap como pasión, AW LAB y Capella MACBA como santuarios y Rels B como mesías. Así fue la presentación en exclusiva de la nueva colección Majestic Athletic en la que...

The Skate Culture
play

The Skate Culture

Los más pros del Street League Pro Open

Una localización ideal, justo al lado de la playa de Badalona, cerca de las vías del tren y lejos de los edificios y del bullicio de la gran ciudad. Un...

Mulafest
play

Mulafest

La celebración de la cultura urbana

Mulafest, en Madrid, es la cita anual para los amantes del deporte urbano y la cultura de la calle. Mulafest celebra a los skaters, fixeros, tatuadores, moteros y todos aquellos...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies