Sorteo Detodalavida

·

Bueno, bueno, bueno… pero ¿qué tenemos aquí? Un bonito pijama de Detolavida para sortear entre nuestros lectores. ¡Qué cálido! ¡Qué comodo! ¡Qué suave! ¡Qué sensación! Quien se lo prueba ya no se lo quita, y si no, pregúntale a Estu. ¿Quieres uno? ¡Claro que quieres uno! Participa en nuestro sorteo, instrucciones a continuación:

detodalavida

Si queréis conseguir una bonito y confortable pijama Detodalavida tienes que dejar un comentario contestando a nuestra pregunta semanal: ¿Cómo era tu pijama de pequeño?

Contesta la pregunta dejando un comentario en este post con un correo electrónico válido (ya que será la forma de contactar contigo en caso de resultar ganador). Actualizaremos este posts con el comentario ganador del sorteo a finales de la semana que viene. ¡Muchas suerte a todos!

***ACTUALIZACIÓN: Y el ganador es Roberto «¿Qué tendrían los barquitos y las rayas azules que, casi como único recuerdo, asocio a los pijamas de mi niñez? Mención especial, merece uno que usaba ocasionalmente en verano,.. ¡¡¡de raso!!! Y rosa clarito (creo que ahora se llama rosa palo). Antes muerto que sencillo.» Felicidades! Te mandamos un mail 🙂

_MG_5557

_MG_5571

Tendencias TV Selection

46 comentarios

  • Maria Rosa says:

    Pues era de franelita. Antes no había edredones y se pasaba más frío!

    Me apunto. Gracias!

  • Nerea González says:

    Pues como siempre andaba medio en la luna mi pijama hacia honor a ello, era un mono blanco con dibujitos de estrellas, cohetes, lunas…

  • Nati Ruiz says:

    Recuerdo varios de mis pijamas de pequeña: uno súper abrigado de color verde oscuro con cuello peter pan (que al final hizo sus funciones de chándal), uno azul con lunares blancos muy lolailo… Y en verano camisetas y pantalones de deporte cortitos heredados de mi padre. Recuerdo que el pijama bonito se guardaba para cuando estabas malita ¡y las ganas que he tenido siempre de tener un pijama de una pieza!

  • raumat says:

    Pues mi neurona ya no se acuerda como era el pijama. Hace tanto tiempo…

  • Kevin says:

    Blanco con coches de colores, típico jaja pero mi favorito XP

  • B-trained says:

    Hola!

    A ver si el criterio para escoger al ganador es el más proactivo y ME LO LLEVO!! 😀

    En contestación a la pregunta «¿Cómo era tu pijama de pequeño?» , os diré que mi pijama siempre ha tenido el mismo tamaño. Si bien quizá la primera vez que lo lavé encongió un poco, ha mantenido su forma cuasi-original durante el tiempo.

    Fuera bromas de tres al cuarto… durante mi infancia tuve varios pijamas, pero el que más recuerdo y el único que consiguió asegurarme sueños confortables y llevarme a mundos fantásticos fue uno azul klein y naranja flúor de dos piezas, suave y cómodo. Fue mi compañero de sueños durante dos años aproximadamente, porque después dí «el estirón» y tuve que despedirme de él, y de otras cosas que dejé atrás…

    A ver si os gusta mi post y gracias a vuestro pijama puedo volver a esos mundos de fantasía e ilusión de mi infancia 🙂

    Saludos!

  • mimi says:

    Mi pijama favorito era un mono rosa fúcsia con cocodrilos, me encantaba!!!!!

  • Marta says:

    Quiero una noche loca de pasión desenfrenada con ese pijama. Sí o sí!

  • Alba says:

    Yo era fan total de un pijama tipo mono rosa pastel. Creo que pretendía parecerse a una oveja pero vamos, que era como ver correr por casa un algodón de azúcar de medio metro. Era genial :3

  • Beatriz Collado says:

    ¡¡Era de los Osos Amorosos!! ¿Qué chica no tuvo uno así en los 90’s? 😛

  • Maria says:

    Mi pijama favorito era un camisón de dormir estampado con vaquitas blancas y negras que comían flores del campo. Era de verano y quise ponérmelo sí o sí hasta que crecí lo suficiente como para que se me viera el culo y mi madre me lo escondió.

  • Sara Tomás says:

    Un camisón !!! Si si…como oyen, un camisón infantil, rosa, de manga larga que me llegaba por las pantorrillas. Pasar de un pijama de dos piezas a un CAMISÓN me hacía sentir mayor…pese a que tenía 8 años me iba a dormir feliz porque ya había crecido.

  • Natalia says:

    Mi pijama de pequeña favorito era un esquijama del Rey León con patucos y gorro de dormir incluídos! Si mi madre lo guardara, me haría algún cojín con él!

    ^____^

  • Maria del Carmen Hernandez Mendez says:

    Pues era uno de color rosa lleno de ositos de peluche blancos, ahora lo pienso y me digo…….que friki jajaja

  • Juan López says:

    Muy parecido al que se sortea, pero blanco y con aviones.

  • Judith says:

    El mío era del Rey Leon versión falsa con Simba azul incluido, del mercadillo de los miércoles del Besós seguramente jajajajaja

  • Noemí says:

    El que más recuerdo es un pijama de verano de raso de color rosa con topos blancos. Era una monada y lo usé durante muchos años!

  • Roberto says:

    ¿Qué tendrían los barquitos y las rayas azules que, casi como único recuerdo, asocio a los pijamas de mi niñez? Mención especial, merece uno que usaba ocasionalmente en verano,.. ¡¡¡de raso!!! Y rosa clarito (creo que ahora se llama rosa palo). Antes muerto que sencillo.

  • Lídia says:

    Mi pijama favorito era una camiseta de mi hermano que usaba como vestido

  • sergio says:

    Pues mi pijama era de cuadros azules, tipo vichy….Chulisimo!!! =)

  • evaj says:

    amarillo de snoopy!! muy fan!

  • jcazon says:

    azul marino, con gomas en el pantalón abajo y camiseta de cuadros

  • L´OREY says:

    MI PIJAMA: yo tenia un mono de franela creo, rosa con dibujos de patos o algo así, todo estupendo, cómodo, calentito, etc etc… PERO! las noches muy frías ir al baño era una tortura, te tenias que quitar medio pijama y te congelabas!! (espero que estos incorporen escotilla…)

  • Jose Castillo says:

    El mio era azul con trenecitos en blanco, como los onesie que tanto se llevan ahora! Super calentito.

  • Ainhoa says:

    Amarillo con nubes blancas suave y acolchadito!

  • INES DIAZ G says:

    Uno de mis pijamas de toda la vida fue un mono muy calentito azulón con unos patos blancos estampados, me encantaba, aún busqué por muchísimas tiendas a ver si encontraba otro igual, o si no, parecido.

  • Sota says:

    mi pijama es de franela, bien gordito, con motivos navideños..

  • Bea says:

    Era de la pantera rosa y entero como los De Toda La Vida ! Y llevaba gorro de dormir a conjunto!

  • Marta Bartolomé says:

    Mi «pijamón», así le llamaba yo de pequeña a los pijamas de una sola pieza, era del estilo del que aparece en la foto pero de una tela polar absolutamente abrasante para tranquilizar el terror de mi madre de que pudiera morir congelada durante la noche. Rosa de arriba abajo, con capucha y pies icluidos con suela de goma.

  • Laura says:

    Los comprábamos siempre en la mercería de La Pepi, eran de franela, animales varios del bosque y de la marca Massana, vaya, los de toda la vida.

  • Alba says:

    Normalmente siempre era un pijama » heredado» de mis dos hermanas mayores,con lo qual eran pijamas gastados,con gomas estiradas e incluso si hacia falta con zurzidos,,, junto con muchas mantas y una bolsa de aigua caliente para los pies,,,,

  • Aroa says:

    Recuerdo uno de mis pijamas de pequeña, era amarillo palo con ositos azules que estaban colgados de medias lunas… y siempre me ponía unos peucos de lana para dormir cuando hacía mucho frío. 🙂

  • Laura Barroso Alvarez says:

    Entero pero con los pies cerrados… ¡y de felpa!

  • Elia Marqués Güell says:

    Qué pregunta! Que cómo era mi pijama? Pues como el DE TODA LA VIDA!!!! 😉

  • Almu says:

    Exactamente no recuerdo ni el color ni el estampado, pero si recuerdo que era muy feo y del Sears (aquel centro comercial de la Meridiana allá por los años 80). Un dos piezas de franela que me trajeron los Reyes Magos cuando tenía unos 10 años … vaya todo un disgusto. Los pinreles bien tapados con unos calcetines de lana hand made de la mama.

  • Nat says:

    Mi abuela siempre me regalaba un camisón de los de antes por navidad. ¡Todavía los conservo!

  • Javier F says:

    El pijama que recuerdo con más cariño es uno de ET el extraterrestre, al que enseguida mi madre le tuvo que poner unas rodilleras y que lleve hasta que se me quedo pequeño y lo heredo mi hermano, que lo llevaba con rodilleras hasta en los codos.

  • Edgar Tarrés says:

    buffff… qué gracias recordarlo ahora… era un mono con los pies cerrados de color azul y amarillo, color pastel claro y desgastado… quien tuviera ahora, uno así… 🙂

  • Elle et ses rêves says:

    Los tuve de todos los colores: heredado de mi prima con un aire 80’s total (flores grandes, topos,… y eso sí, siempre con pantalón corto aunque fuera enero), el que me regalaron para la comunión con puntilla, y uno de osos y corazones que me regalaron mis padres QUE ODIABA. Ese pijama conseguía sacarme una pequeña vena pirómana con solo 10 años!

  • Gus says:

    MICKEY MOUSE! MI-CKEY MOU-SE! Grande y con el dibujo casi desgastado de los lavados. Y Cuando digo grande era GRANDE.

    Este pijama es cojonudo, ESTÁ DISEÑADO PARA PRISAS! 😉

  • Maialen O. says:

    No recuerdo muy bien como eran mis pijamas. Pero me acuerdo de uno que era azul marino y en la parte de arriba ponia frases en inglés (era de niño) y con puños. A mi no me gustaba pero mi madre me obligaba a ponermelo, ya no sé si era heredado de mi primo o era el más barato que había en la tienda 🙁

  • Gerard says:

    Un pijama manta, entero con pies y de felpa.. calentito calentito.. Lo mejor es que podía correr por casa y jugar a futbol…
    Era del Pato Donald, verde.. el mejor pijama.. casi mejor que el detolavida 😉

  • Rodrigo García Solís says:

    Pues era de franela, de cuerpo entero y en los pies tenia una especie de suela semiplástica, ahí empezó el skate en mi vida!

  • Manuela V. says:

    Cuando yo era pequeña los pijamas eran muy caros…. yo dormía en ropa interior o con ropa vieja 😉

    ^_^

  • Vir says:

    yo recuerdo uno enterizo, me encantaba, tenía también la parte de los pies, me gustaría volver a tener uno así, calentito..

  • Nombrerebeca román says:

    uno de mis pijamas favoritos era de cuadritos escoceses, la parte de arriba abotonada por delante, todo en tonos rojos verdes y azules

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Superkilen en Copenhague, el parque más multicultural de Europa

Superkilen en Copenhague, el parque más multicultural de Europa

Objetos y recuerdos de 57 culturas dan vida a un parque que es una obra de arte

Superkilen es un parque localizado en el barrio de Norrebro, en Copenhague. construído en 2011. Sería equivalente al barrio del  Raval en Barcelona o a Lavapiés en Madrid. El barrio más...

OneFit, para nómadas del deporte

OneFit, para nómadas del deporte

Practica todos los deportes que quieras, donde y cuando quieras

Fotografía de portada: ROLLEROBICS Judit Abarca ¡SORTEO! Puedes ganar 2 meses gratuitos de OneFit en Barcelona participando en este sorteo. Ya sabes que nosotras vamos de arriba abajo. Tenemos claro que...

Viajar entre miles de islas en Halong Bay, Vietnam
play

Viajar entre miles de islas en Halong Bay, Vietnam

Navegamos a bordo del Dragon Legend Cruise

Parece que visitar Vietnam se ha puesto de moda y, a pesar de que no hay época tranquila para visitar este país, aún existen muchos rincones mágicos poco concurridos. Vietnam...

Hotel Cubanito, ritmo caribeño en Ibiza
play

Hotel Cubanito, ritmo caribeño en Ibiza

Así es la novedad de Concept Hotel Group

En los hoteles Concept Hotel Group siempre ocurren cosas. Si estás buscando el típico lugar para llegar, dormir y desayunar rodeado de moquetas y paredes sosas y lisas, cambia de post,...

Casa Maca, hotel rural en Ibiza
play

Casa Maca, hotel rural en Ibiza

Lo tradicional como valor de futuro

Aquello que bebe del pasado para esbozar nuevas maneras de hacer o disfrutar es un proyecto listo. Propuestas inteligentes que contemporizan el pasado en formato idea, obra de arte o...

Planes poco convencionales en Ibiza

Planes poco convencionales en Ibiza

Galerías de arte descontextualizadas, comida local en lugares con encanto y fiestas de día

No todos los planes ideales en una isla tienen por qué ser al lado del mar. En pleno agosto, y con las playas en su máximo de ocupación, te compartimos...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies