If Hitler Has been a Hippy How Happy Would We be

·
If Hitler Has been a Hippy How Happy Would We be
White Cube
30 May—12 Jul 2008
Mason's Yard, London
london_art.jpg

If Hitler Has been a Hippy How Happy Would We be” leo en la hoja informativa de la exposición que nos presenta la tan consolidada galería Londinense White Cube de los aún más populares hermanos Chapman. Famosos por su readymade de una tirada de Los Desastres de la Guerra de Goya en dónde los hermanos rompen el tabú mayor de la autoridad artística interviniendo en la impresión antigua; hoy presentan en el cubículo blanco su último trabajo. Considerados por algunos  como los bad boys del arte británico, Jake y Dinos trabajan dentro de la estética del horror donde la ironía parece ser el único atributo que la crítica consolidada les brinda para con su subversiva finalidad- desde mi punto de vista algo forzada y gratuita.

Así como los demás trabajos que hasta ahora había visto me despertaban un interés, una peculiaridad, una sátira sonrisa para con los artistas por su crítica a la institución llamada ARTE, en este caso, salí muy decepcionada de la sala.

arte_london.jpg
En el primer piso de la galería se pueden contemplar unos retratos victorianos al óleo realistas pero con la cara retocada al estilo de una película de terror propia del género de ciencia ficción. Una especie de repetición de lo ya producido con la serie de Goya, con lo que no me tomaré la molestia de comentarlo. Pasaré directamente a los que se puede encontrar en el sótano de la galería: Fucking Hell.

Bajo las escaleras con nerviosismo pues lo que se esconde en la sala del basement es la maqueta que desde hace unos años los hermanos preparan. Antes de su muestra en pública ya es conocida como el sumum irónico de la representación artística de la violencia.

Se trata de una maqueta gigante en forma de esvástica cuyos brazos se separan dejando espacio para que los visitantes se paseen por en medio. Así la audiencia se ve rodeada de esta maqueta del terror en-vitrinada. Partiendo del título de la exposición, la maqueta personifica las peores pesadillas que uno se pueda imaginar. Efectivamente, se trata de una construcción en miniatura de miles de muñequitos que se hacen la guerra. Las figuritas propias de un vídeo juego muestran heridas hiperrealista donde huesos y llagas pueden apreciarse. Estas se sitúan en un paisaje con un volcán en el medio, unos fuertes, bosques, un río y montañas. Un setting que recuerda sin duda al de la guerra de Vietnam y especialmente al representado en  Apolcalipsis Now. A ello se le suman crucifijos con gente, cerdos que devoran a mujeres de tres cabezas, tanques nazis y esqueletos que persiguen a soldados. Sin duda un infierno de Dante elevado a la macabridad contemporánea y al terror propio de las películas de ciencia ficción.
white_cube_londres.jpg
Dejo la sala sin entender porque esa maqueta que me parece todo un éxito como miniatura de la próxima posible película de Spielberg ampara tanto revuelo y éxito. Pero todo gira en torna a la tan temida pregunta de ¿qué es arte hoy?; ¿qué entendemos por arte contemporáneo? Una pregunta que sin duda no tiene una respuesta única ni cierta.  La democratización del arte ha permitido que cualquier discurso subjetivo sea válido y así no exista autoridad artística, punto a favor pues admite más artistas y más gustos. El problema: podemos caer en un grandísima relatividad donde gritamos fuertemente: ¡todo vale!
 
Detrás de la maqueta aparecen en un pasillo una acuarelas de Hitler que los hermanos compraron anónimamente y que como indica su marca de estilo retocaron con símbolos hippies. Quizás lo más interesante de toda la exposición aunque de nuevo algo repetitivo. Tras un monologo interior donde mi rabia para con la exhibición aumenta mientras camino en dirección a piccadilly circus, me planteó la posibilidad de que precisamente la exposición quería mi repulsión. Quería mostrarme el horror como si se tratase de una miniatura fantástica que ocurre fuera de la realidad, alejada por una vitrina de nuestras vidas cotidianas. Una fantasía propia de ciencia ficción que tan solo vemos en las películas pero que desgraciadamente queda así grabada en la mente de los excombatientes. Un horror que quizás no es tan ilusorio.
chapman_exhibition.jpg

Sigo con el mismo sentimiento mientras escribo estas líneas. Pienso en el título: y para ser franca no veo ni su sutil sátira ni su ironía punzante. No lo entiendo. Lo comprendo como un título subversivo, propio de unos bad boys de sonrisa pícara que lamentablemente no relaciono con lo expuesto y más que sugerirme grandes preguntas sobre la condición humana se convierte en un título vacío.

 
Un éxito de exposición ya que te provoca algo, aunque sea un sentimiento de aversión. Personalmente “If Hitler Has been a Hippy How Happy Would We be” de los hermanos Chapman afirma la sentencia de mucho ruido y pocas nueces.

Tendencias TV Selection

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LaBasad, el mix perfecto en moda
play

LaBasad, el mix perfecto en moda

Máster Online en Dirección y Comunicación Estratégica de Marcas de Moda

En la vida todo es cuestión de equilibrio. Nos pasamos los días buscando las mezclas perfectas y atando extremos de lado a lado para conseguir que la fusión entre ambos...

Virgil Abloh & Heron Preston. DJs en Miami
play

Virgil Abloh & Heron Preston. DJs en Miami

What cool means

Vale, el vídeo que acompaña este texto fue una fiesta X, en un lugar X y un día X. Todas estas X las obviamos y vamos a lo que vamos....

Carla Fernández · Tradición contemporánea
play

Carla Fernández · Tradición contemporánea

La tradición milenaria se une al presente más actual

Carla Fernández es una apasionada de la cultura mexicana. Hace una década trabajaba como diseñadora independiente pero hoy ya es toda una marca consolidada y referente de tradición con una...

«Comme des Garçons: Art of the In-Between» en el MET
play

«Comme des Garçons: Art of the In-Between» en el MET

El mundo de la moda rinde homenaje a Rei Kawakubo

Comme des Garçons es una marca para uno mismo, no para mostrar. Es evolución constante, el espacio justo que queda entre el arte y la búsqueda de un futuro donde...

Onar, la moda mística del futuro
play

Onar, la moda mística del futuro

Cuando la tradición y el futuro se dan la mano en Helsinki

Irene Kostas es de origen finlandés y griego. Pasó de ser la Dj residente de las fiestas Onar en un club nocturno de Helsinki a diseñar moda sostenible y lanzar...

Nelly Rodi
play

Nelly Rodi

La mamá del gran laboratorio de tendencias internacional

Nelly Rodi es de las que analizan futuros radiografiando presentes, de las que esboza imaginarios que llegarán de aquí a meses. Nelly Rodi empezó, casi sin querer, hace más de...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies