La trompa de Messiaen

Guía para inexpertos

·
La trompa de Messiaen

Esto que ponemos ahora por escrito, trata de ser un testimonio contemporáneo de los círculos musicales, no de rock, pop y lo más mainstream sino de la música clásica, la madre de todos nosotros. Sin ella no habría Rihannas ni nada que se os venga a la mente.

El segundo capítulo nos va a adentrar en el fabuloso mundo de los conciertos de abonados (en este caso del fantástico Palau de la Música), esos personajes viejos tan viejos, con sus abanicos y sus caramelos, que nunca faltan a ningún concierto con celebrities.

El concierto en cuestión, con programa de Strauss i Mussorgsky, tuvo como protagonista este fantástico instrumento llamado trompa; para los inexpertos: el logo de correos. Suena como seguro sonaban las cacerías del zorro de antaño, y aunque el intérprete es un fantástico y humilde alemán, la primera parte del concierto fue un rollo. Me explicaré mejor: para alguien con los oídos entrenados, estuvo muy bien, pero para esos acompañantes extra que uno se trae para fardar, no. Se podría considerar el tipo de concierto que uno pone como background de un telefilm de época antiguo [perdóname, querido Strauss], aunque esté escrito por un genio que se considera moderno.

Messiaen2

Pasando a lo que vino después, me gustaría añadir, como elemento más importante de la velada el bis que hizo el trompista. El señor acababa de tocar la cosa más clasicorra del mundo, que podría pertenecer al fascículo primero de la historia de la música y a la hora de hacer su bis y para que le sangraran los oídos a los pobres abonados, tocó una pieza de Olivier Messiaen. Esto no le sonará a nadie, pero Messiaen era un señor que murió hace poco y hacía música de esa que llamamos contemporánea. El caso es que Stephan Dohr (el trompista) se saltó los miles de fascículos que separan Strauss de Messiaen y se quedó con el Palau entero con un bis bastante largo y muy raruno.

Para acabar, tocaron los famosísimos «Cuadros de una exposición«, de Mussorgsky. Esto sí le sonará a la gran mayoría, aunque sea por esos CD’s que nos daban en el instituto de historia de la música, y si os suena raro, la alumna que los escuchaba os recomienda que los recuperéis.  

La conclusión de esto: los que nunca hayan ido a escuchar música clásica en directo por favor, corred. Los que nunca hayan ido al Palau, same same. Los que hayan sentido curiosidad, continuad por aquí.

Fotos: Juanma Peláez.

Tendencias TV Selection

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Poetisas en Tokio
play

Poetisas en Tokio

Un recorrido observacional por la capital japonesa

Observar. Mirar desde fuera. Pensar mientras se observa. Silencio. La diferencia. La mucha gente. Los muchos sitios. Los muchos rituales. La paradoja de lo efímero y lo que queda para...

El ocio y el sector hotelero en Ibiza · Skyperoom
play

El ocio y el sector hotelero en Ibiza · Skyperoom

Escuchar a Diego Clavo es aprender

El sector turismo está en pausa. Toca la reinvención. En esta remontada, en este nuevo contexto y en esta nueva realidad, las sinergias, el sentarse con perfiles diferentes, invitar a...

Un balcón con vistas a la costa de Península Valdés
play

Un balcón con vistas a la costa de Península Valdés

Océano Patagonia: Vivir en el hábitat de pingüinos, orcas, ballenas y lobos marinos

«Partimos temprano a un mundo desconocido… Como lobos marinos entre la corriente Caímos al limite de un desierto baldío Caminamos glaciares sobre ríos eternos Y trazamos los planes hacia el...

Casa de Uco, más que un hotel, una oda a la cultura del vino
play

Casa de Uco, más que un hotel, una oda a la cultura del vino

Despertar entre viñedos con vistas a los Andes

Cada vez son más los hoteles que tienen una historia que contar, que sobrepasan el concepto de alojamiento al que estábamos habituados, y convierten la estancia en una completa experiencia...

El paraíso dentro del paraíso existe
play

El paraíso dentro del paraíso existe

Samloem Laguna Resort en una pequeña isla de Camboya

Hay viajes para todos los gustos, y momentos para cada viaje. Viajes de mochila, de aquellos de caminar kilómetros y kilómetros y cambiar cada día de lugar, viajes organizados, otros...

Si vas a Copenhague no te puedes perder el Museo Lousiana de arte moderno

Si vas a Copenhague no te puedes perder el Museo Lousiana de arte moderno

Más que un museo, una experiencia inmersiva en medio de la naturaleza

Si vas a Copenhague alguna vez en tu vida no te puedes perder este museo. El Museo Lousiana de arte moderno está a unos 20 minutos en tren desde el...

Apúntate a nuestra newsletter semanal

Be part of the club Tendencias TV


He leído y acepto la política de privacidad de Tendencias.tv

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies