Historia de la moda a través de sus vestidos

El cuerpo vestido. Siluetas y moda 1550-2015

· 30/06/2017 ·

Modernidad líquida y cambio constante. Eran los pilares de nuestro querido Bauman y una de las teorías que más se atribuyen a todos los campos posibles, también a la moda. “En cada periodo de historia, en cada territorio habitado por humanos y en cada cultura, la moda ha ocupado el rol de jefe operador reflejando el cambio constante en la forma de vivir de los humanosY así, tal cual, lo demuestra la exposición El Cuerpo Vestido, del Museu del Disseny. Estuvimos en la presentación de su ampliación y nos quedamos boquiabiertos con la admirable colección de trajes de todos los siglos y su evolución apreciativa a lo largo de los años. Además, el museo celebra que 12 nuevos vestidos contemporáneos acaban de añadirse a la exposición, entre los que se encuentran diseñadores como Josep Abril, Krizia Robustella o Lydia Delgado.

La colección empieza en 1550, Renacimiento. Época en la que se perfeccionan las técnicas de corte y confección y el vestido se adapta al cuerpo. Las mujeres van de largo, ellos de corto y el cuerpo empieza a funcionar como aparador para exponer telas, bordados y complementos. Después llegaron los siglos XVI y XVII y la moda a la española, negra y hierática, marcará tendencia en el resto de Europa hasta que la Revolución Francesa rompe con todo. Entonces el cuerpo se libera, con un efecto mucho más teatral y se suprime todo símbolo aristocrático, también en la manera de vestir. La mujer comienza a enseñar el brazo, empiezan los destapes.

Con el Romanticismo vuelve la inspiración del arte gótico y del Renacimiento. Piel blanca y vestidos hinchados con formas que hacen que parezca que las mujeres floten en lugar de andar. Después, la Revolución Industrial hará que la burguesía coja el poder y quiera vestirse de nuevo como los aristócratas, haciendo aparecer elementos clave que marcarán el futuro de la moda: los corsés y los primeros modelos. Charles Frederick Worth fue el primero en firmar sus vestidos y utilizar modelos para mostrarlos a los clientes, insistimos, ¡por primera vez en la historia!

A finales del siglo XIX y principios del XX, se viven dos tendencias muy marcadas: primero, la utilización del polisón para marcar trasero, y segundo, los vestidos que deforman el cuerpo, en forma de “S”.

Pero llegó la Primera Guerra Mundial para arrasar con todo; también con la moda que había existido hasta entonces. Fuera corsés, era hora de perfilar y enseñar el cuerpo. Las garçonnes empiezan a asomarse y “la elegancia del vestido es la libertad de poder moverse”. Esta es la frase de Coco Chanel que mejor define la sensación de la época en la que se popularizan las actividades al aire libre, el baile, e incluso bañarse en la playa (con sus respectivos primeros trajes de baño). Las siluetas pasan a ser rectas y simples.

En 1930 la Alta costura sale de París al resto del mundo. Los desfiles empiezan a sonar con fuerza dos veces al año, a pesar de que los aires sombríos de las guerras acechan Europa. La moda poco a poco pide aires de cambio, pero no será hasta la década de los 60 cuando se produce una ruptura sociocultural. Llega la rebelión hacia todo lo anteriormente establecido: la minifalda, el atrevimiento. La ropa prêt-à-porter hace que la multitud pueda acceder a los modistas, que también se han adaptado a los aires de cambio social. En los 80 continua ese cambio, predominando hombreras, capas y colores. El volumen y la voluptuosidad están al mando.

Años 90. Se impone el streetwear, empezamos a modificar y adornar nuestros cuerpos con piercings o tatuajes y las aplicaciones high tech cambian la relación del cuerpo con el vestido y la moda. Los diseñadores crean colecciones que se comercializan en sus propias tiendas o en tiendas multimarca y corren tiempos de consumición masiva. Muestras de estas colecciones son las que se acaban de añadir al remate final de la colección El Cuerpo Vestido. 12 vestidos significativos de la moda española que amplían el lado contemporáneo de la exposición con diseñadores que definen a la perfección los tiempos que vivimos. Algunos ya formaban parte de ella como Miriam Ponsa, Sibylla o Ailanto, y otros se estrenan en el museo como Lydia Delgado, CarlotaOms, Isometric, Emilio de la Morena, Krizia Robustella, Brain&Breast, Celia Vela y Armand Basi.

Así, después de un repaso rápido (rapidísimo) de 4 siglos de moda a través de El cos vestit. Siluetes i moda, 1550-2015, celebramos que 12 vestidos más se han transformado en joyas para la posterioridad. Pero no en joyas cualquiera sino en joyas de museo. Ni más ni menos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tendencias TV Selection

play

Un día yanqui con Rels B

AW LAB + Concierto #playwithstyle

Rap como pasión, AW LAB y Capella MACBA como santuarios y Rels B como mesías. Así fue la presentación en exclusiva de la nueva colección Majestic Athletic en la que...

play

The Skate Culture

Los más pros del Street League Pro Open

Una localización ideal, justo al lado de la playa de Badalona, cerca de las vías del tren y lejos de los edificios y del bullicio de la gran ciudad. Un...

play

Mulafest

La celebración de la cultura urbana

Mulafest, en Madrid, es la cita anual para los amantes del deporte urbano y la cultura de la calle. Mulafest celebra a los skaters, fixeros, tatuadores, moteros y todos aquellos...

play

Ús Barcelona

Festival de arte y espacio público en Barcelona

Ús Barcelona es el festival de arte y espacio público organizado por Rebobinart. Un evento urbano pretende buscar espacios que no estén siendo usados y cederlos para el arte. Así...

play

Wynwood

La meca del arte urbano en Miami

Wynwood o un barrio que huele a spray de graffiti. Wynwood o los mejores artistas “street art” del mundo juntos. Wynwood o un museo al aire libre. Wynwood o el...

play

Bright Summer 2013

Skates, bikes & tatoos

Sabes que hay varias razones que nos llevan en junio a Berlin. Más allá de que los berlineses conquistan los parques, las terrazas y las azoteas, en junio nos gusta...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies