Gallery in a building (Gagosian gallery, NY)

· 02/09/2010 ·

gagosian-gallery-retail-shop-grand-opening-01-560x347

Siempre pensé que las galerías escondidas dentro de un edificio eran propiedad de San Francisco. Famosas son sus exposiciones donde uno sube y baja en ascensor, donde uno entra mientras el vecino sale.
Verdad es que en Tokio proliferan los espacios de arte escondidos entre casas y edificios, más allá del pie de calle; pero es que en Japón tiendas, bares, galerias y demás curiosidades salpican edificios, plantas y azoteas.

Es entonces cuando uno cae en la cuenta que las particularidades que creemos típicas de
una ciudad no son tan autóctonas como uno puede pensar. Sea por la globalización, la manera que tienen las ciudades de crecer (obervando e imitando) o porque lo bueno siempre funciona (¿por qué será que en Barcelona o Madrid aun encontramos pocas galerias en edificios? ¿será que no observarmos? ¿será que no copiamos?).

Entonces, al moverse por el mundo del arte es común que, para visitar una exposición o conocer un artista, uno debe entrar en un edificio, llamar al ascensor y cruzar un pasillo, que a modo hotel, enumera elegantemente realidades cerradas.

En Nueva York, en la ribera de Central Park, donde los museos conquistan los cruces y se alza un imperio de lujo y high-heel uno tropieza, sin saberlo, con edificios que esconden, entre viviendas, grandes obras de arte, propuestas difíciles de encontrar y un arte que nadie diría que se esconde en el octavo segundo. Es el caso de la referente Gagosian Gallery, emergente, pulcra, transgresora y non-populus.

Su nombre se relaciona con lo que está por llegar, con lo que se vende en ferias de arte y con exposiciones que se mueven rápido (de Atenas a Londres pasando por Roma). Una de sus tres sedes en Nueva York, la de Madison Avenue, pasa totalmente desapercibida a no ser por que al andar uno topa con su tienda. Un bajo, con amplias cristaleras donde lucen «Puppys paragüeros de porcelana« de Jeff Koons o los «Superstitions Plates» de Hirst.

A Gagosian se llega atravesando una puerta giratoria, saludando a un «bell man» auténtico y subiendo en ascensor dorado con un «conductor de ascensores» (¿cuánto tiempo hace que no ves un conductor de ascensores?). Una vez dentro, una chica simpática, te da la bienvenida, te presenta el espacio y te deja disfrutar.

Rencontres d’Arles. #Recomendaciones

Rencontres d’Arles. #Recomendaciones

La meca de la fotografía de autor está en el Sur de Francia

Tal como su nombre indica, “Rencontres d’Arles” es el punto de encuentro entre fotógrafos, profesionales, editores, autores y demás público, más o menos creativo, más o menos curioso. Arles, ciudad del...

La Subversión de las Paradojas · IAM Weekend 18
play

La Subversión de las Paradojas · IAM Weekend 18

27–29 Abril Auditori AXA

Vale, de Internet Age Media te hemos hablado rato, pero recapitulemos y veamos por qué debes estar en Barcelona del jueves al sábado que viene. Antes de entrar en materia,...

«Design Does: lo que el diseño hace»
play

«Design Does: lo que el diseño hace»

Una plataforma viva que investiga el papel del diseño para futuros mejores

“Design Does: lo que el diseño hace” es una plataforma de investigación sobre el diseño en diferentes formatos. Investigación que busca explorar, compartir y debatir que hace y puede hacer...

Womenz o generación Z en femenino
play

Womenz o generación Z en femenino

El talento que liderará el futuro by Culthunting

Culthunting WomenZ supo unir a la perfección cultura, gente joven y feminidad. Un homenaje a las mujeres emprendedoras y trabajadoras de la Generación Z que sirvió para visibilizar el talento...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies