Perreo literario

Las palabras y la cosa

·
Perreo literario

Atención gourmets de la palabra, la cosa viene fuerte. Esto nos interesa a todos. Voy al grano, casi sin preliminares: follar con clase ya es posible.

Es en serio, poca broma. Estamos ante la mayor orgía léxica del año. Y me quedo corto. Gracias a «Las palabras y la cosa» (Blackie Books), adaptación y reinterpretación al castellano y al catalán de Ricard Borràs sobre la obra teatral de Jean-Claude Carrière, desde este mismo instante ya podemos convertirnos en verdaderos eruditos en materia léxico-sexual.

las-palabras-y-la-cosa_2

¿Es eso posible? ¿Un lubricante capaz de desatascar nuestra exigua y anquilosada jerga y hacer que la cosa fluya? Caray, sí. La tentación es grande. Una bicoca irresistible diría yo. Qué demonios, denme dos.

A través de siete cartas se nos describe de forma didáctica, humorística y hasta entrañable, como un erudito lingüista asiste pedagógicamente a una dobladora de películas porno ávida de alternativas a los obscenos y pobres diálogos con los que está acostumbrada a lidiar.

En la era del sexting. Donde nuestras cartas se juegan en Whatsapp, Tinder, Instagram, Facebook, Twitter, y otras discotecas de bolsillo, la soecifisticación sexual (de soez, sí) demandaba la revisitación de un texto de este calado. Sinónimos, versos, poemas, delicadas expresiones sexuales del Siglo de Oro, etc., en definitiva, la oportunidad de nuestras vidas para aprender a expresar de una vez por todas las mayores marranadas de la forma más refinada posible. Tal y como lo hacían Lorca, Quevedo, Cervantes, Góngora…, los literatos de las grandes ligas. Eso sí, sin olvidar ni obviar la nuestra, la cultura popular, la del vulgo. Pues la obra dota al lector de verborrea suficiente para que usar palabras y/o expresiones sucias devenga en libre elección y no en mero garrulismo de andamio.

aprender a expresar de una vez por todas las mayores marranadas de la forma más refinada posible Clic para tuitear

Como sucede con el mejor sexo todo comenzó con unos buenos preliminares. Un buen día, un tal Luís Buñuel (Viridiana, Tristana) y otro casi desconocido Jean-Claude Carrière (El artista y la modelo, La cinta blanca) decidieron apostar sobre cuál de ambos sería capaz de encontrar el mayor número de sinónimos de la palabra follar. A partir de ahí se animaron que dio gusto y la cosa devino en débauche literaria, que dirían nuestros amigos franchutes. A deshoras, entraron en escena Ricard Borràs, Alberto Blecua, y algún que otro filólogo más para adecuar el libro al castellano y al catalán. Gracias equipo. Lagrimita.

Aún siendo más concisa, Las palabras y la cosa, está a la altura de El gran libro de los insultos, de Pancracio Celdrán. Con su propia idiosincrasia claro está. Pues como muchas de las buenas obras, no tiene una sola etiqueta, ni un solo nivel de lectura: libreto teatral, novela folletinesca, diccionario del mete-saca, obra humorística…, pero sobre todo un trabajo de investigación exhaustivo, de alto, altísimo nivel literario.

las-palabras-y-la-cosa-3

Alguien debería considerar seriamente incluir «Las palabras y la cosa» dentro del sistema educativo actual, ya sea en clase de lengua, en teatro, o en la de sexualidad. ¡Maldita sea!, eso haría un gran bien a la atrofia léxica de la que adolecemos en relación al sexo. Lo sabemos. Nos despojaría de tabúes y palabras prohibidas, ayudando a democratizar y rescatar vocabulario en desuso. Porque algo está claro, necesitamos generaciones más preparadas. No solo en derecho, arquitectura, matemáticas, medicina, física, química…, etc. No, también sobre la cosa.

Con todo lo dicho, es comprensible que «Las palabras y la cosa» no sea un libro al uso. Una simple lectura rapidita. Un aquí te leo aquí te cierro. Para nada. La cosa va en serio. Es para toda la vida. Una historia de amor léxica. Estamos de suerte, la literatura libertina del siglo XVIII ha llegado para quedarse. Es moda. Desde ya. Y este un libro de estilo que enseña a tocar el tema del sexo con estilo. Ya no hay duda sobre lo que se estila. Me froto las manos, por no decir otra cosa.

Tendencias TV Selection

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Women Z Pro, la importancia de la generación Z para las marcas
play

Women Z Pro, la importancia de la generación Z para las marcas

'Si una marca consigue gustar a la generación Z, gustará a todo el mundo' - Maria Carmen Perez Gómez, Ibercaja -

¿Cómo son las mujeres de la generación Z? Creativas, emprendedoras, autodidactas y reivindicativas, y lo más importante, tienen la capacidad de cambiar las reglas del juego actual. En este post...

Parafinas Doradas
play

Parafinas Doradas

Entrevistamos en Buenos Aires a la escritora plástica con aerosol fucsia

“Disculpe, señor, ¿puedo pintar la pared de su casa?”, pregunta Noelia a un vecino del barrio de Palermo que se encuentra en la vereda. En su espalda, ella carga una...

El festival que celebra las Sneakers: Sneakerness
play

El festival que celebra las Sneakers: Sneakerness

La cutura urbana y la calle en su máximo esplendor

El universo calle y lo urbano reinan las maneras de hacer en el vestir, consumir y disfrutar. El extraradio es epicentro de lo “cool” y su discurso y estética han...

Paste Up: las paredes de Buenos Aires gritan
play

Paste Up: las paredes de Buenos Aires gritan

Nos introducimos en las galerías del arte callejero

Es imposible caminar las calles de Palermo, La Boca o Colegiales mirando hacia el piso. Estos tres barrios de la ciudad de Buenos Aires, entre otros, son galerías del arte...

Un día yanqui con Rels B
play

Un día yanqui con Rels B

AW LAB + Concierto #playwithstyle

Rap como pasión, AW LAB y Capella MACBA como santuarios y Rels B como mesías. Así fue la presentación en exclusiva de la nueva colección Majestic Athletic en la que...

The Skate Culture
play

The Skate Culture

Los más pros del Street League Pro Open

Una localización ideal, justo al lado de la playa de Badalona, cerca de las vías del tren y lejos de los edificios y del bullicio de la gran ciudad. Un...

Apúntate a nuestra newsletter semanal

Be part of the club Tendencias TV


He leído y acepto la política de privacidad de Tendencias.tv