Lisboa, entre lo Sublime y lo Infame

'Gracias Lisboa, nos vemos más pronto de lo que imaginas, pero más tarde de lo que a mí me gustaría'

·
Lisboa, entre lo Sublime y lo Infame

Lo que de entrada podría parecer un gran overpromise empieza sorprendiéndome como un grandísimo pistoletazo de salida para descubrir Lisboa. Sublime Hotel, con ese nombre entenderéis que las expectativas sean más que menos. Situada en el corazón del barrio de Amoreiras junto a una de las arterias más privilegiadas de Lisboa, rodeada de edificios históricos, jardines con encanto, museos, monumentos históricos y un acueducto, esta elegante casa del siglo XX convertida en un hotel boutique de lujo ha abierto las puertas hace apenas tres meses.

hotel sublime Lisboa

El equipo, que rebosa la ilusión y energía típica de los comienzos, nos atiende como el mejor de los anfitriones, como aquel que estrena su casa y desea que quien cruce la puerta vibre en esa misma frecuencia.

Habitaciones iluminadas con una luz baja, un cuarto de baño del mismo tamaño (o incluso mayor) que el dormitorio y un desayuno que no te deja indiferente. No solamente por la calidad ni por la presentación, sino porque el huésped lo puede disfrutar a CUALQUIER HORA DEL DÍA. Sí, sí, yo también lo pregunté dos veces. El sueño de cualquiera. Sin duda, un momento sublime que cualquiera puede disfrutar cuando más se le antoje. ¡Nos conquistaron de mala manera!

A nuestra despedida, el mismo equipo aprovecha para recomendarnos, en nuestra próxima escapada a Portugal, desviarnos a Comporta. Allí tienen otro hotel maravilloso (por lo que hemos podido investigar) así que lo marcamos en ese gran mapa de “lugares con alma” pero ponemos foco en esta maravillosa ciudad que seguro nos depara muchas sorpresas.

Probablemente, no es de las ciudades más cómodas para perderse andando por sus calles, pero Lisboa compensa por la belleza de su arruga. Por esa decrepitud, esa decadencia, ese deterioro que le otorga el peso de la vejez y sabiduría.

Subo por Rua da Misericórdia y el aparador de  me engancha. Primero por su visual y luego por su olor. Esta fábrica de fragancias y jabones desde 1887 tiene un sello propio y una calidad que se reconoce nada más observar el orden y la pulcritud con la que está diseñado y colocado cada perfume y cada jabón. Entro, me emborracho de bergamota, limón, bayas de enebro, nuez moscada y pachuli. Salgo perfumada, pero sobre todo enamorada. ¡Qué maravilla y qué importante las cosas bien hechas que perduran en el tiempo!

Sigo calle arriba (prefiero subir y luego cuando esté cansada ya me dejaré caer por alguna que otra callejuela). Otra sorpresa, esta vez Rua Dom Pedro V (cerca del jardín botánico) me regala varias Concept stores, entre ellas New Bobo, que me obnubila. Esta tienda no merece spoilers, el mejor regalo es que os acerquéis y que elijáis vuestro recuerdo. ¡Si es que sois capaces de elegir únicamente uno entre tantos objetos maravillosos!

Lo dicho, tras horas andando, mis pies prácticamente van solos y se dirigen (casi por inercia) hacia Boi-Cavalo. Hugo y Gonçalo me reciben y yo sueño con un vino y un poco de Portugal emplatado.

Boi-Cavalo es un restaurante informal con una propuesta de comida portuguesa. El menú está escrito a mano en la pared y cambia con frecuencia siguiendo el ritmo de cada temporada (me cuentan). Leo y me gusta lo que veo. Pocos platos. Siempre me han gustado las cartas cortas. Señal que focalizan su energía y atención en todo lo que hacen. Su inquietud creativa queda reflejada sobre los azulejos y dejo que me sorprendan con los platos que más les representan. Unos gnocchi parisinos con vainilla y atún deshidratado, flores de calabacín rellenos de jamón ibérico, endivias asadas con crema de queso casera y caviar y una maravillosa caballa con hinojo. Regado, por supuesto, por un vino natural. ¡Otra cosa no, pero de vinos también saben y se encargan de mantener la carta viva y (bio)dinámica!

¿De postre? Remato con una torrija hecha con pastel de naranja. Estos chicos se han pasado el juego… es el primer día y no quiero salir de esta ciudad.

Ante mi incapacidad de detener el tiempo, me dispongo a intentar alargarlo un poco más.

Me han hablado de Casa Independiente. Una casa transformada en un lugar ecléctico y multidisciplinar que busca la integración con la comunidad local basada en códigos de compartir e intercambiar experiencias. ¿Cómo se materializa esto? Con una programación que incluye conciertos, exposiciones, talleres, cine en el Patio, residencias artísticas, recitales, etc. A efectos prácticos, a mí me recibe un concierto en directo, una sala de baile, un patio rebosante de distintas nacionalidades y una cerveza portuguesa bien fría. Con eso y un paseo de vuelta al hotel doy la primera noche por terminada.

¿Por qué siempre da la sensación que un City break cunde mucho más que un fin de semana en nuestra propia ciudad? Será la novedad, el entusiasmo y esa mirada virgen con sed de más.

Despertar, desayunar, cargar maleta y cambio de hotel. ¡Santa Clara 1728, qué ganas te tengo!

Silent Living es, sin duda, uno de los claros ejemplos de “menos es más”. De sutileza, elegancia y orden espacial. Silencio en todos los sentidos. El propio nombre ya da pistas.

Su portafolio de hoteles cuenta con joyas, la mayoría de ellas integradas en la naturaleza: Casas na areia, Cabanas do rio, Casa no tempo y casa na terra.

Mi primer contacto con ellos es a través de Santa Clara 1728, un edificio del siglo XVIII ubicado en un antiguo barrio cultural con impresionantes vistas al Panteón Nacional y al río.

Manuel Aires Mateu, arquitecto y amigo de la propiedad, rehabilitó el edificio manteniendo y preservando un diálogo sereno y tranquilo entre los materiales, los elementos y el tiempo.

Lo hizo respetando la historia del edificio a la vez que introdujo una capa de elegancia contemporánea. ¿El resultado? Un santuario pacífico lleno de luz dentro de la ciudad.

En su interior, la casa alberga un pulmón verde típico de la arquitectura vernácula de esa zona. Un jardín para visitar, un lugar tranquilo donde relajarse o leer.

Dentro del fresco abrigo de sus paredes, la casa tiene un jardín aislado. Típico de la arquitectura vernácula de esta zona, el jardín ofrece un lugar tranquilo donde descansar o leer.

Aunque el lugar más mágico de Santa Clara 1728 es su comedor y su larga mesa dispuesta para reunir a todo tipo de invitados cuatro noches a la semana. Un lugar especial de reunión donde se cena, se ríe y se comparte con gente de todo el mundo. Una estancia de la casa convertida en restaurante y bautizada como Ceia.

Ceia ofrece una experiencia gastronómica única donde 14 personas comparten la misma mesa y el mismo menú. Ceia en portugués significa cena, una palabra ligada al hogar, al placer de preparar y compartir nuestra comida con quienes más nos importan.

Diogo Caetano, chef de la cadena y natural de Mira de Aire, propone explorar paisajes de todo Portugal y viajar a través de un menú elaborado con productos de una de sus fincas, Heredade no tempo, que cambia según la temporada.

Un hogar refleja naturalmente la vida, la historia y la familia que vive allí. Las rutinas diarias, los ritmos cambiantes de la estación y la energía de las personas que lo habitan.

Un formato que obliga a que cada noche sea absolutamente distinta a la anterior, pero que mantiene la esencia y el sabor del territorio. Un baile de platos y copas que llena y bacía la mesa a lo largo de casi cuatro horas. Aunque la puesta en escena recuerde a la “última cena”, probablemente ésta sea la primera en la que piense cuando recuerde el viaje a Lisboa.

lisboa

Cerrar la noche en Red Frog Spekeasy ahora que acaban de ganar el premio dentro de las 50 best coctelerías es probablemente una gran opción.

En este bar clandestino, pretenden mostrar ingredientes que les vinculan a las tradiciones y cultura de su país sin olvidar su misión global: la sostenibilidad ambiental. Además, lo hacen explorando la relación entre los fundamentos de mixología ancestral y moderna.

“En Red Frog los placeres de la culpa se sirven deliciosamente en estado líquido”. Y con ese pensamiento, fundido en negro hasta mañana.

lisboa red frog

El último día decido alejarme un poco del centro para buscar un escenario alternativo, y nunca mejor dicho, porque LX Factory es un antiguo polígono industrial de 23.000 m² en la zona de Alcantara reconvertido en una isla creativa y una fábrica de experiencias donde es hace posible intervenir, pensar, producir, presentar ideas y productos en un lugar que es de todos y para todos.

lisboa lxfactory

Un espacio abierto a la curiosidad donde encontramos Ler Devagar, una de las librerías más conocidas del país (y probablemente del mundo). Allí me perdí, me encontré, soñé, bebí y me prometí que pronto volvería a encontrarme con esta ciudad llena de sorpresas, mezcla y talento.

lisboa lerdevengar

Abría el viaje con Sublime y lo cerraba con Infame, el restaurante del hotel 1908. Lejos de ser un final fatal, este hotel y su restaurante fueron la gran guinda del pastel.

Abierto desde hace poco más de tres años, el edificio diseñado a principios del siglo XX por Adães Bermudes ha sido reconvertido en un hotel boutique con un interior moderno. Sus 36 habitaciones, el restaurante Infame y el Bar 1908 son ahora los tres nuevos protagonistas de este edificio ganador del Premio Valmor de 1908.

Con ello, la ciudad ha recuperado uno de sus edificios más emblemáticos, de inestimable valor histórico y arquitectónico.

lisboa hotel 1908

El concepto del restaurante Infame también refleja la naturaleza alternativa y diversa por la que el barrio Intendente es conocido, un tema capturado por el nombre del restaurante.

Con una conexión evidente con muchos productores y comerciantes del barrio que lo acoge, Infame sigue siendo abastecido de verduras por la huerta que el chef y el equipo desarrollaron en Ericeira (en la casa del “hermano menor”, Tú y El Mar hotel) durante el primer confinamiento, y que ha sido terreno fértil de variada cosecha y pulsante creatividad.

Gracias Lisboa, por tanto. Nos vemos más pronto de lo que imaginas, pero más tarde (seguro) de lo que a mí me gustaría.

Tendencias TV Selection

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Women Z Pro, la importancia de la generación Z para las marcas
play

Women Z Pro, la importancia de la generación Z para las marcas

'Si una marca consigue gustar a la generación Z, gustará a todo el mundo' - Maria Carmen Perez Gómez, Ibercaja -

¿Cómo son las mujeres de la generación Z? Creativas, emprendedoras, autodidactas y reivindicativas, y lo más importante, tienen la capacidad de cambiar las reglas del juego actual. En este post...

Parafinas Doradas
play

Parafinas Doradas

Entrevistamos en Buenos Aires a la escritora plástica con aerosol fucsia

“Disculpe, señor, ¿puedo pintar la pared de su casa?”, pregunta Noelia a un vecino del barrio de Palermo que se encuentra en la vereda. En su espalda, ella carga una...

El festival que celebra las Sneakers: Sneakerness
play

El festival que celebra las Sneakers: Sneakerness

La cutura urbana y la calle en su máximo esplendor

El universo calle y lo urbano reinan las maneras de hacer en el vestir, consumir y disfrutar. El extraradio es epicentro de lo “cool” y su discurso y estética han...

Paste Up: las paredes de Buenos Aires gritan
play

Paste Up: las paredes de Buenos Aires gritan

Nos introducimos en las galerías del arte callejero

Es imposible caminar las calles de Palermo, La Boca o Colegiales mirando hacia el piso. Estos tres barrios de la ciudad de Buenos Aires, entre otros, son galerías del arte...

Un día yanqui con Rels B
play

Un día yanqui con Rels B

AW LAB + Concierto #playwithstyle

Rap como pasión, AW LAB y Capella MACBA como santuarios y Rels B como mesías. Así fue la presentación en exclusiva de la nueva colección Majestic Athletic en la que...

The Skate Culture
play

The Skate Culture

Los más pros del Street League Pro Open

Una localización ideal, justo al lado de la playa de Badalona, cerca de las vías del tren y lejos de los edificios y del bullicio de la gran ciudad. Un...

Apúntate a nuestra newsletter semanal

Be part of the club Tendencias TV


He leído y acepto la política de privacidad de Tendencias.tv