Aurélien Le Genissel y su nueva galería ‘Pas une Orange’

"¡Barcelona, espabila!", una conversación con un personaje clave en la cultura del arte de Barcelona

·
Aurélien Le Genissel y su nueva galería ‘Pas une Orange’

Aurélien Le Genissel es comisario independiente, crítico ocasional, escritor y director de arte, pero él considera que se dedica al arte contemporáneo en muchos aspectos diferentes. Como mucha gente del mundo del arte, se dedica a muchas cosas, poco definidas y muy interesantes. Ahora acaba de abrir un espacio sin ánimo de lucro en Barcelona llamado ‘Pas une Orange’. Antes fue director de la feria de videoarte LOOP de Barcelona estos dos últimos años y  co-Director Artístico de la Blueproject Foundation.   Nos sentamos con él para hablar de cómo está la ciudad, cuál es su nuevo espacio y qué tiene de especial la calle Trafalgar en Barcelona.

pas une orange

– ¿Qué significó Blueproject en Barcelona?
No sé si soy el más indicado para responder a eso (supongo que deberían decirlo los que lo vivieron desde fuera). Pero espero que haya significado un espacio de innovación y apoyo para una parte de la escena local y española, con el programa de residencias y las diferentes actividades. Y, al mismo tiempo, un centro en el que disfrutar de una serie de artistas importantes, ya consagrados, que no se habían visto nunca en Barcelona. Espero que haya podido aportar algo de lo que ofrece un museo y algo de lo que ofrece un centro de arte y producción.

– ¿Algún hito o momentos que recuerdes?
¡Muchísimos! Así en desorden: nuestra exposición inaugural, las muestras colectivas (Little is left to tell, Herselves, Passe/Impasse…) que siempre eran las más complicadas y las más intensas, las inauguraciones, la relación personal con artistas que luego se han vuelto amigos y la infinidad de actividades que hacíamos. Y en especial, aunque parezca raro, un concierto que organizamos de música electrónica de Superpoze, un artista que me parece genial. Fue un momento especialmente emotivo para mí.

– ¿Qué hacías en Blueproject?
Era uno de los dos Directores Artísticos, junto a Renato Della Poeta. Es decir que me ocupaba de la programación. Pero el equipo era pequeño por lo que durante esos años me dediqué a un montón de cosas que fui aprendiendo: la gestión (transporte, seguro, préstamos…), la comunicación (entrevistas, notas de prensa…), las relaciones públicas, la escritura de textos (catálogos, hojas de sala…), el diseño expositivo… Y un poco (muy poco) de montaje que es lo que se me da peor. 🙂

– Y ahora, ¿A qué te dedicas?
Más o menos a lo mismo (risas). Pero a un nivel mucho más modesto en ‘Pas une Orange’, el espacio que he abierto. Es lo que ahora me ocupa más tiempo, ya que estoy solo en este proyecto. Aunque sigo escribiendo alguna critica y bastantes textos para artistas. Y sigo trabajando de comisario independiente también. Un poco de todo, que de alguna manera me gusta.

galeria pas une orange

– ¿Qué es «Pas une Orange”?
Es un espacio independiente sin animo de lucro que he abierto en la calle Trafalgar 45 de Barcelona. Me gusta presentarlo como un espacio en devenir, es decir más como un proyecto abierto que como un espacio definido o una institución. El “Pas” (“No”) del nombre ya lo indica un poco: sé lo que NO es pero quiero darle tiempo para saber en qué se puede convertir. Por ahora es (y será algunos meses) un espacio expositivo con sala fija pero me gustaría que, más adelante, el proyecto vaya cogiendo formas diferentes que no tengan porque estar asociadas a un espacio en concreto o que pueda viajar a otros lugares o colaborar con los artistas de otras maneras, más relacionadas con la producción, el apoyo a proyectos o un seguimiento a más a largo término.

– ¿Por qué este nombre?
Es una triple referencia:
– En primer lugar, viene de una cita del filósofo francés Jacques Derrida que me gusta mucho. En uno de sus libros, titulado La Tarjeta Postal, escribe una serie de cartas a una amada (que no sabemos si es imaginaria o no) y dice: “Algún día escribiré para ti un largo relato, no faltará detalle alguno, ni una luz de vela, ni un sabor, ni una naranja, un largo relato de lo que fueron los pasteles de Purím en El-Biar, cuando tenía diez años y ya entonces no entendía nada”. Me pareció una maravillosa mezcla de sentimiento y literatura.

– Por otro lado también remite al famoso cuadro de Rene Magritte, el pintor belga surrealista, titulado “Ceci n’est pas une pipe” (‘esto no es una pipa’) en el que se ve justamente…el dibujo de una pipa. Me gustaba esa idea de no saber muy bien qué es qué, jugar con los referentes y al final no definirse demasiado, como he dicho antes.

– Y por último también es un guiño a un verso surrealista del poeta Paul Éluard que es muy, muy conocido en Francia y que dice: “La Tierra es azul como una naranja”. De ahí el logo del espacio que es una naranja con una sombra azul. Me gustaba la idea de pedirle esa naranja a un joven artista (Pablo del Pozo) y que la dibujase con trazos clásicos, casi jugando con la idea de bodegón de la pintura clásica. Poner algo muy tradicional en un espacio que es de arte muy contemporáneo. De nuevo jugar al despite, como se dice tan bien en español.

– ¿Cómo llega Pas une Orange’- a lo que era Bombon?
Pues por amistad y con un toque de locura. Soy amigo de Bernat (Daviu) y Joana (Roda), los fundadores de Bombon Projects. Yo llevaba tiempo buscando un espacio para montar un proyecto más propio y, un día hablando, me dijeron que se cambiaban de local. Poco a poco, fuimos pensando en la idea de que podía ser interesante para todos que guardase el lugar. Y al final me lancé.

– Háblanos de la expo inaugural y por qué habéis escogido esta en concreto.
Pues por varias razones. La expo parte de la idea de ‘vis-à-vis’ que, en francés, significa lo que se ve desde la ventana. Es decir que siempre hay esa idea de proximidad y de lejanía mezcladas, de algo que ves y que no puedes tocar (como el vis a vis de las prisiones en castellano). Con la pandemia y el confinamiento creo que esa manera de relacionarse estaba cada vez más presente, ya sea hablando con el vecino a través de la ventana, con la distancia social obligatoria, con el miedo a tocar las cosas etc. Y decidí proponer una muestra colectiva que reflexionase sobre esta nueva manera de relacionarse con el mundo.

Y, al mismo tiempo, me parecía interesante proponer también un ‘vis-à-vis’ con la escena de Madrid que, como todo vecino, se mira desde Barcelona con una mezcla de recelo, curiosidad, proximidad y competencia. Era un statement también para intentar crear puentes entre dos escenas que están muy cerca geográficamente pero que, a veces, viven un poco de espaldas. Por eso decidí presentar a 7 artistas (algunos ya bastante reconocidos) de Madrid pero que nunca habían expuesto en Barcelona:
Elena Alonso, Inma Herrera, Christian Lagata, Almudena Lobera, Guillermo Mora, Álvaro Negro y An Wei.

– ¿Qué tiene la calle Trafalgar para atraer tantas propuestas?
Pues la verdad es que no sabría decirte. Lo que tiene es que es lo más parecido a un “polo” de arte que tiene Barcelona. Toda gran ciudad tiene una calle o barrio en el que se reagrupan bastantes galerías de arte contemporáneo: París tiene Le Marais, Madrid tiene Fourquet, Berlín tiene Kreuzberg… Barcelona no tiene ninguno. En su momento fue la calle Consejo de Ciento pero desde la desaparición progresiva de las galerías tradicionales se ha ido perdiendo esa idea. Trafalgar es quizás un intento de recuperar esa necesidad fundamental.

– ¿Cómo se llevan las galerías entre ellas en Barcelona?
Pues no te sabría decir porque nunca he trabajado en una. Pero, por lo que se ve desde el exterior, parecen llevarse bien. Con las tensiones propias de una familia pequeña, es decir los celos, enfados, intereses divergente de siempre pero más o menos bien. Para ser sincero espero que se lleven bien porque,¡tal y como está el mercado y la escena, no pueden permitirse no llevarse bien!

– ¿Estamos en momento incipiente para el arte de galerías más joven?
¿En Barcelona, te refieres? Si es en la ciudad, lo veremos. Lo espero de verdad. Pero lo dudo un poco. Hay un mercado muy limitado aquí de arte contemporáneo y no hemos conseguido ampliar el público o atraer a esa gente interesada en lo cultural (diseño, música, cine, publicidad, teatro…) que existe sin duda en Barcelona. Es algo que intentamos en la Blueproject Foundation pero lo cierto es que es difícil. Las diferentes escenas parecen vivir en su propia burbuja. Es complicadísimo abrir una galería en Barcelona. Han abierto muy, muy pocas estos últimos años. Todo lo contrario de Madrid que parece estar fagocitando poco a poco los actores, las instituciones, las ferias y los propios artistas.

– ¿Mola etiquetar a las galerías como más joven? ¿O cuál sería una etiqueta más correcta o adecuada?
‘Joven’ me parece una buena etiqueta. No soy de los que se escandaliza con las etiquetas. Si joven es lo arriesgado, lo alternativo, lo radical, lo transgresor, lo profundo, me parece bien llamarlas joven. Pero también existen algunas galerías ‘viejas’ que son así.

– ¿Un deseo para Barcelona?
Voy a utilizar la preciosa lengua de Baudelaire y Camus para contestarte. Hay una expresión francesa que dice: “sacarse los dedos del culo”, es decir espabilarse. Eso le deseo a Barcelona: que se espabile.

– ¿Nuevos proyectos a la vista?
Pas une Orange’ es lo máximo que me alcanza la vista por ahora. Y ya es mucho. 🙂

 

galeria pas une orange barcelona

pas une orange barcelona

 

Tendencias TV Selection

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SKYPEROOM 52 · FUTUROS · Design & Research Laboratory
play

SKYPEROOM 52 · FUTUROS · Design & Research Laboratory

Stef Silva es la fundadora y directora creativa de Invisible un laboratorio creativo interdisciplinar

Esta conversación va de imaginar lo que no vemos. De la importancia de lo invisible en las narrativas que compartimos. ¿No estamos contaminados con informaciones que nos dibujan futuros o...

unvolumen: estética, maravillación y las limitaciones del cemento
play

unvolumen: estética, maravillación y las limitaciones del cemento

Destruir para construir. Piezas únicas entre el minimalismo y el diseño

Manolo Menéndez siempre fue uno de esos chicos a los que les gustaba saber, probar, experimentar. Un niño con mucha imaginación que desde muy joven tuvo claro que quería dedicarse...

SKYPEROOM #48 · HISTORIA & CREACIÓN CONTENIDO · Gina Driéguez
play

SKYPEROOM #48 · HISTORIA & CREACIÓN CONTENIDO · Gina Driéguez

Gina es historiadora del Arte, crea contenido, es docente y divulgadora

Nuevos formatos. Entrar a los temas desde una nueva angulación. La importancia de la pasión y puntos de vista contemporáneos para compartir historias. La complicación de simplificar, guionizar y encapsular...

Rocaviva, un laberinto de esculturas de Kliment Olm
play

Rocaviva, un laberinto de esculturas de Kliment Olm

Una experiencia artística única, lúdica y terapéutica

Cerca de un pueblo pequeño llamado Lles de Cerdanya, se esconde un lugar mágico y poco visitado. Rocaviva es un laberinto de senderos con unas 600 rocas trabajadas por el...

PLANTA · Fundació Sorigué  · Bill Viola & Chiharu Shiota
play

PLANTA · Fundació Sorigué · Bill Viola & Chiharu Shiota

Un espacio de arte inhóspito dentro de una zona industrial

Cuando coges el coche y te pierdes por los campos de Balaguer, nunca esperas encontrar un lugar como la Fundación Sorigué y, mucho menos, como su proyecto PLANTA. Conocimos PLANTA...

Entrevistamos a los creadores de 36 days of type
play

Entrevistamos a los creadores de 36 days of type

8 ediciones y más de 334 K en Instagram · Hablamos con Nina Sans y Rafa Goicoechea

Nina Sans y Rafa Goicoechea son los creadores de 36 Days of Type, un reto participativo en torno a la tipografía dedicado a explorar sus infinitas posibilidades gráficas. Desde la pasada...

Apúntate a nuestra newsletter semanal

Be part of the club Tendencias TV


He leído y acepto la política de privacidad de Tendencias.tv